Bean Thinking

Imagining new ways of learning

Evaluando el uso de las TICs en el aula: las herramientas de evaluación I

Desde hace algunos meses hemos estado conversando sobre cómo evaluar el uso que hacen los estudiantes de las herramientas digitales en el aula. En entregas anteriores, hemos hablado de qué y por qué evaluar y también vimos los primeros 6 componentes del modelo de diseño de evaluaciones creado por Karla y por mí (análisis de los objetivos, definición del enfoque, selección del procedimiento, definicion de la actividad e identificacion de la plataforma). Hoy entramos de lleno en la que, seguramente, les resultará la sección más útil y práctica de esta serie: la selección y uso de una herramienta de evaluación. Empecemos por definir algunos conceptos clave.

Herramienta de evaluación: es el instrumento de valoración que permite determinar, objetiva y sistemáticamente, a través de una recopilación de evidencias, si los indicadores asignados a cada una de las competencias que queremos evaluar se encuentran presentes o no en el trabajo entregado / actividad desarrollada por el estudiante.

-  Competencia: es el desempeño del estudiante que vamos a evaluar. Puede corresponder a un conocimiento o a una habilidad. La competencia debe estar estrechamente ligada a la definición de los objetivos de aprendizaje, paso necesario durante la creación de la estrategia de aprendizaje.

- Indicadores: son las evidencias específicas, cuanitativas o cualitativas, que sirven como punto de referencia para determinar si la competencia se encuentra o no presente. Pueden ser datos o conductas observables, pero deben ser medibles, específicos y realistas.

Una vez claros estos 3 conceptos, podemos pasar al detalle de las herramientas de evaluación, tanto cuantitativas (como la tabla de cotejo, la escala de clasificación o la rúbrica), como cualitativas (por ejemplo, el portafolio). Para la creación de este material, usé como referencia principal un excelente documento, publicado por la Secretaría de Educación de México. Si este tema les interesa, les recomiendo darle una ojeada. Aunque no se refiere específicamente al tema de las herramientas digitales, es un excelente punto de partida para el tema de la evaluación.

 

Tabla de cotejo

Esta es la herramientas más sencilla de crear y aplicar, ya que se basa en indicar con un SI o un NO si cada uno de los indicadores ligado a las competencias descritas, se encuentra presente o no en la presentación o el trabajo presentado por el alumno. Dado que esta herramienta se basa en un sistema binario, la tabla de cotejo es una forma rápida y sencilla de evaluar, pero presenta la desventaja de ser poco flexible, por lo que al utilizarla, no es posible realizar un análisis cuantitativo y cualitativo detallado del desempeño del estudiante.

Como ustedes pueden observar, en este caso específico, la actividad a evaluar es la publicación de un post en un blog. Para esta actividad, definí tres competencias ligadas a: la redacción del contenido, la selección del material multimedia y la organización de la información. Para cada una de ellas, determiné una serie de indicadores, cuya presencia garantiza que el estudiante puede cumplir la tarea con éxito.

Para establecer el puntaje, basta asignar un punto cada vez que el indicador se presenta y después, con un simple cálculo usando la regla de 3, es posible determinar la calificación obtenida. Dado que la tabla de cotejo no permite asignar un valor a la frecuencia temporal con que se presenta cada indicador, es recomendable utilizarla cuando debemos evaluar una actividad que se realiza una sola  vez, preferiblemente sencilla. Por ejemplo: la creación de un post, laconceptualización y envío de un correo electrónico, la creación de una timeline o de un álbum fotográfico.

 

Escala de clasificación

La escala de clasificación es muy parecida a la tabla de cotejo, pero presenta  el valor agregado de que permite indicar la frecuencia con la cual el indicador se presenta. Esto significa, siguiendo con el ejemplo anterior, que podemos analizar no sólo la publicación de un post, sino el proceso de mantenimiento y publicación continuo de un blog durante un período específico.

En este caso, he decidido utilizar las mismas competencia e indicadores del ejemplo anterior, pero cambiando la forma de asignar el puntaje. En lugar de utilizar un sistema binario, esta herramienta se basa en la definición de un continuo de números. Como pueden observar esto permite realizar una evaluación más detallada: no indicamos sólo si el indicador se presenta o no, sino además con qué frecuencia. Esto da como resultado una evaluacion más flexible , que permite realizar un análisis más detallado del desempeño del estudiante.

Al realizar el análisis de la actividad realizada o de trabajo entregado por el estudiante basta identificar, por cada indicador, la frecuencia con la que se presenta, y asignar el puntaje correspondiente de la siguiente forma: si el indicador no se presenta nunca, no se asigna ningún punto; si se presenta raramente, se asigna un punto; si se presenta frecuentemente, se asignan 2 puntos; si se presenta siempre, se asignan 3 puntos. De nuevo, la suma final y una sencilla regla de tres, nos permitirán obtener la calificación que ha logrado alcanzar el estudiante.

 

Una trampa en la que caemos comúnmente es pensar que no podemos calificar objetivamente cuando usamos herramientas digitales, ya sea porque pensamos que la valoración debe ser exclusivamente cualitativa o porque, simplemente, no sabemos cómo hacerlo. Sin embargo, estas dos herramientas demuestran que es posible desmitificar la evaluación de las actividades realizadas con herramientas digitales, descomponiéndolas en indicadores medibles, para garantizar una evaluación estructurada y una retroalimentación específica. En el próximo post de esta serie, vamos a conversar sobre las 2 herramientas restantes: la rúbrica, que provee un nivel de análisis cuantitativo más detallado y el portafolio, una verdadera herramienta cualitativa basada en la recopilación de evidencias.

Compartir:
Share this page via Email Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Related posts:

  1. Evaluando el uso de las TICs en el aula: un modelo de implementación II
5 comentarios